Establecida en el pueblo de Pitlochry (A9 Perth-Inverness), Blair Athol Distillery es una de las destilerías mas antiguas de toda escocia.

Se encuentra junto a la salida del pueblo, y aunque pueda parecer pequeña, ¡produce toneladas de litros de whisky al año! ( Si, hay suficiente para todo el mundo 😉 )

Esta destilería aparte de producir su propio Whisky de malta (“Single malt whisky”) También producen whisky para la mezcla de otros tipos de whisky (blend whiskys) como Bells (uno de los blended whiskys mas vendido en UK) y, como no, de Johnnie walker, exactamente de Johnnie walker Blue level.

IMG_0220

El whisky de esta destilería se produce con el agua fresca procedente del Allt Dour burn – “burn of the otter” De ahí que la imagen de la Blair Atholl Distillery sea una nutria. Dice ser el motivo principal para el sabor dulce y afrutado de este whisky en particular. El agua es asombrosamente cristalina y procede de las montañas atravesando los edificios de la destilería.

El whisky deriva de la palabra gaélica “uisge-beatha” que significa “el agua de la vida”, ¿bonito nombre para una bebida alcohólica no? A nosotros, personalmente no nos gusta el whisky (si, para gusto los colores) Pero hemos descubierto un truquito que nos gustaría compartir con vosotros (yeah! ¡tiramos la casa por la ventana!)

¿Habéis probado alguna vez a oler el whisky? Es por de mas un olor demasiado fuerte y en ocasiones desagradable (si, reconocerlo). Nosotros siempre creíamos que el whisky debe ser consumido frío, en ocasiones con hielo. Recientemente descubrimos, gracias a Jeff, nuestro guía en la Blair Athol Distillery, que la mejor forma de tomar el whisky es a temperatura ambiente. Y diréis: ya, eso yo ya lo sabia. ¡Y yo! Pero no te has parado a pensar. La “temperatura ambiente” cambia depende del lugar donde te encuentres. ¿Cual es entonces la temperatura estable en cualquier parte del mundo?IMG_0237 ¡La temperatura de la sangre! Por lo tanto, nuestro consejo seria tan simple como mantener vuestro vaso de whisky entre vuestras manos (para calentarlo) mojaros un poco los labios con el y después, disfrutarlo a vuestro gusto más personal.

 

¡Ya no tenéis escusa para no probar el whisky! Y para los que ya lo habéis echo, hacerlo de nuevo. y ¿por qué no? ¡probar nuestro consejo! quizás os sorprenda.


La visita ronda las 7 libras por persona con guía incluido, lamentablemente solo en inglés; a no ser que vengáis con un grupo, en tal caso la guía seria en español o en el idioma de preferencia (generalmente).ba

Nosotros os recomendamos la visita si disfrutáis del whisky y de su producción. Pero, (si, hay un pero) es prescindible, si. No con ello os estamos diciendo de no ir, pero si estáis cortos
de tiempo en vuestro viaje, os queréis ver otro tipo de cosas no dudéis. Hay mas oportunidades para ver destilerías y/o saber de la tan famosa producción de whisky escocés. Si aún así queréis ver alguna, personalmente os recomendamos la Scottish whisky experience (demasiado cara para lo que ofrecen) o destilerías como la de Edradour, la destilería mas pequeña de toda Escocia.

¡Nos vemos en la próxima destilería!